El aprendizaje de un nuevo idioma puede resultar agotador, pero no tiene por qué serlo

Dado que hay toda una gama de técnicas que hacen que la memorización de términos y estructuras en idiomas extranjeros sea divertida. Este artículo explica cómo funciona esto y cómo los estudiantes de todas las edades pueden usar dichos métodos.

                  

La preparación

Los estudiantes necesitan un buen escenario para aprender, por lo tanto, es importante encontrar no solo el momento adecuado para el estudio, sino también el mejor lugar.

Para algunos esto puede ser el escritorio; para otros una banca en el parque o una silla en el jardín. El mejor sitio dependerá de ti.

Estilos de aprendizaje

Cada persona aprende de manera diferente, por eso es importante que encuentres el estilo que te defina mejor, estos son los 3 principales:

  • Auditivo: aprenden mejor cuando escuchan. La música y la repetición del lenguaje son opciones perfectas para las personas con este estilo.
  • Visual: aprenden mejor viendo. Las imágenes que puedan relacionar con conceptos les ayudarán al desarrollo del lenguaje.
  • Kinestésico: aprenden mejor con la práctica. Ellos prefieren conversar para practicar el idioma.

               
El vocabulario se aprende mejor con todos los sentidos

Además de que generalmente una persona combina varios tipos de aprendizaje, el cerebro puede recordar mejor los términos si en el proceso de estudio involucramos más de un sentido. Por ejemplo: escuchar nuevas palabras en el idioma que se está estudiando, pronunciarlas en voz alta y escribirlas.

El método de la cadena

Consiste en comprender los conceptos individuales al unirlos dentro de una historia, en ésta se deben incluir las palabras o conceptos que se están estudiando.

Este sistema además de ayudar a la comprensión de los conceptos da la posibilidad de tener un aprendizajesignificativo.

Siestas del poder

Tomar pequeñas siestas (de 20 a 45 minutos) después de aprender aumenta la probabilidad de que el cerebro reciba mejor la información y la almacene en la memoria a largo plazo.

                  
Evitar distracciones

Revisar constantemente el teléfono celular genera un aumento de la inquietud y a tu cerebro le cuesta de 10 a 15 minutos regresar al tema. Alejarte de cualquier distracción ayudará a procesar de mejor manera la información.

Involucra al idioma en tu vida cotidiana

Un idioma extranjero se aprende más rápido si se usa regularmente. Puedes ver películas  series o leer libros en el idioma que estás aprendiendo.

                    
Berlitz sabe lo importante que es para ti tener un buen dominio del idioma que estás estudiando, por eso se compromete contigo al ofrecerte los mejores y más preparados profesores que te ayudarán en tu proceso. Decídete por Berlitz y ten la seguridad de que obtendrás la mejor educación con el mejor método.